Ecuador /

Crecimiento económico, prioridad para el nuevo gobierno de Irán: embajador en Ecuador

El embajador de Irán en Ecuador, Saadat Aghajani, resaltó la importancia de las décimo segundas elecciones presidenciales que tienen lugar en su país este viernes y en las que aspira a la reelección Hasán Rouhaní, y señaló que cualquier política por la que opte su país tendrá efectos a nivel regional e internacional.

En entrevista con Andes, el embajador indicó que, como una potencia regional, cualquier política que opte Irán tendrá efectos a nivel nacional, regional o internacional por las políticas internas, económicas o externas”.

Expuso que el sistema de República en Irán es relativamente joven con aproximadamente 40 años, período en el que se han realizado casi 40 elecciones entre presidenciales, de la Asamblea Nacional, de Concejales y de la Asamblea de Expertos (encarga de elegir el líder supremo).

Indicó que estas son las primeras elecciones tras la firma del acuerdo nuclear con las grandes potencias mundiales, luego del ascenso al poder de Rouhaní, quien implementó un enfoque moderado tanto en las políticas internas como en las políticas internacionales que le permitieron alcanzar ese objetivo y generar un ambiente tranquilo al tener “buena acogida en la sociedad internacional”.

Dicho acuerdo, explicó, ha permitido el avance del desarrollo de las cooperaciones económicas entre los países del mundo con Irán, y ha tenido efectos de influencia a nivel internacional.

“Cuando el presidente Mohammad Khatamí fue elegido planteó el diálogo entre las civilizaciones y este tema se convirtió en agenda de la ONU y lo mismo ocurrió cuando el presidente Rouhaní planteó hace cuatro años la necesidad de luchar por un mundo sin violencia”, apuntó.

El embajador Aghajani precisó que seis candidatos de diferentes partidos y movimientos políticos aspiran a la Presidencia de Irán, entre ellos algunos con planes de establecer el pago de subsidios sociales o bonos sociales. “En cambio, el presidente Rouhaní que también es uno de los candidatos tiene su plan de trabajo enfocado en lo que es el desarrollo económico del país y la reforma de la estructura económica”, agregó.

Precisar que este 19 de mayo será ubicada una urna en la sede diplomática de Quito para que los iraníes residentes puedan ejercer el derecho al voto.

Retos para el próximo gobierno de Irán

El jefe de la misión diplomática de Irán en Quito señaló que existen condiciones similares entre su país y Ecuador que, como petrolero, cubre casi la mitad de sus costos y gastos a través de los ingresos del petróleo, razón por la cual la crisis actual en este sector también ha afectado seriamente a su economía.

“Para liberarse de esa dependencia al ingreso petrolero, el gobierno ha puesto su enfoque principal en realizar reformas de la estructura económica, al sistema bancario y disminuir la dependencia del ingreso petrolero”, acotó.

Explicó que hace cuatro años el crecimiento económico iraní estaba en -6 % y tenía una inflación del 45%, mientras la situación económica “estaba llegando a un punto delicado”, pero en este lapso de tiempo se ha logrado controlar la inflación, con un balance comercial positivo, que permitió pasar al 4% del crecimiento económico y se espera que pueda llegar este 2017 al 6%, como han proyectado organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la ONU.

“Actualmente uno de los retos principales es reducir la tasa de desempleo. Ese va a ser el reto de cualquier Presidente que gane y quiera trabajar en los próximos cuatro años en el país”, aseveró.

El acuerdo nuclear, un modelo para las relaciones en los próximos cuatro años

En torno a la política exterior expresó que continuará como hasta ahora y durante los próximos cuatro años, si el presidente Rouhaní es reelegido por el pueblo iraní. “Nuestras políticas exteriores van a seguir el mismo ritmo”, apuntó.

Opinó que el acuerdo alcanzado en el tema nuclear, “puede ser como un modelo para nuestras relaciones en los próximos cuatro años”.

Explicó que Irán ha establecido una relación muy buena con los vecinos no árabes, pero algunos países árabes han tomado unas políticas más aventureras en la región, sin embargo, aseguró que “el presidente Rouhaní seguirá trabajando en la política que ha implementado, que es la de tranquilizar la región y disminuir las tensiones.

“Nosotros en cooperación con Rusia y Turquía estamos luchando contra el terrorismo en Siria y en irak ayudando a su gobierno. Hemos logrado que el grupo terrorista ISIS cada día retroceda más y pierda más en el campo de batalla”, argumentó.

Por otra parte, el intercambio económico y comercial con los vecinos del Norte, del Este y del Oeste ha tenido muy buenos avances. Actualmente la mayor parte de las exportaciones iraníes van a Iraq, Turquía, Afganistán y Emiratos Árabes y se ha diversificado los productos de exportación, entre estos están productos de la petroquímica, alimenticia, cemento, medicamentos y productos farmacéuticos, petróleo y gas natural. “Eso se ha logrado gracias a una relación y una interacción política y una diplomacia efectiva con los países vecinos”, acotó.

Manifestó que Irán es un país tranquilo con una seguridad sumamente alta, pese a estar ubicado en una zona de conflicto, “gracias a la unidad nacional y al alto nivel de compresión del pueblo de la situación del país y de la región”.

“Lamentablemente, en los países vecinos como Iraq, Afganistán y Siria por las intervenciones no adecuadas de EEUU el extremismo y el terrorismo ha crecido. Eso lo han reconocido y confesado varias autoridades de EE.UU. Nuestro país no tuvo estos problemas, por un lado, porque no tuvimos intervención militar extranjera y, por otro lado, el pueblo iraní es muy unido y por eso no existen diferencias entre diferentes grupos”, explicó.

Irán, sin embargo, al estar en esta área geográfica, siempre ha tenido amenazas terroristas. Frente a ello, el embajador dijo que el sistema de seguridad nacional ha sido preciso para confrontarlas y garantizar la seguridad en el país.

Otro punto, explicó, es que no existen brechas ni grandes diferencias étnicas, religiosas o económicas, que a su juicio son las causantes principales de extremismo y terrorismo. “Gracias a Dios no tenemos este problema en Irán”, apostilló.

Ecuador e Irán tejen una alfombra para sus relaciones

El embajador de Irán en Ecuador está optimista con que las relaciones bilaterales puedan avanzar todavía más, pese a que la relación política entre ambas naciones ya tiene casi medio siglo de antigüedad, desde que en 1973 la embajada de Irán en Colombia se hizo concurrente para Ecuador también.

“Pero la relación seria y más sólida entre Irán y Ecuador se ha establecido en estos últimos 10 años. Es decir, desde hace 10 años Irán tiene embajada en Quito y Ecuador tiene embajada en Teherán. Las relaciones políticas entre Irán y Ecuador se encuentran en un muy buen nivel”, aseveró.

Recordó que se han realizado dos visitas presidenciales recíprocas y también de los respectivos vicepresidentes, incluso Lenín Moreno cuando ocupaba ese cargo, visitó la nación persa. Además, se han firmado documentos y acuerdos de cooperación y en 2016 la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó el acuerdo comercial entre los dos países. Como resultado, Proecuador ha establecido su oficina comercial en Teherán para elevar los vínculos comerciales.

“El canciller de Irán cuando viajó en septiembre pasado a Ecuador estuvo acompañado por una delegación empresarial de casi 100 personas”, argumentó, y dijo que como Embajador está al frente de una misión económica y enfoca sus esfuerzos a lograr una buena gestión en esta esfera.

“Las relaciones económicas y comerciales de Irán y Ecuador también son jóvenes, pero han tenido un buen crecimiento, si ustedes revisan los datos de Proecuador solamente en estos últimos seis meses ha habido un crecimiento de casi 200% en los intercambios comerciales”, abundó al ejemplificar que el 40% del banano que consumen los iraníes es producto ecuatoriano, aunque lamentablemente el intercambio comercial se realiza a través de terceros países.

“Si logramos que este comercio sea en una línea directa, ahí verán que las cifras van a ser superiores. Mi enfoque es que las relaciones comerciales y entre los empresarios de ambos países se convierta en relaciones directas”, aseveró.

Comparó los nexos que están estableciendo ambas naciones con la labor de tejer una alfombra. “Para poder tejer una alfombra bonita se requiere tener paciencia y también una planificación a largo plazo, se tiene que tejer todos los hilos de manera correcta para que podamos tener una relación económica y comercial sostenible. Yo estoy seguro que esto es alcanzable”, describió.

Además, se han realizado acercamientos para el intercambio académico. Unos cuatro millones 200 mil jóvenes iraníes cursan estudios universitarios y varias universidades de ese país están en el ranking de las mil mejores del mundo.

Actualmente la embajada de Irán en Ecuador lleva adelante una estrategia de difusión de la cultura iraní en Ecuador, donde se ha incrementado la emigración de ciudadanos persas que ya han instalado sus propios negocios aquí. “Todavía nos falta un trabajo que cumplir y eso es que los pueblos de Irán y Ecuador se conozcan más uno al otro”, aseveró.

Visto 405 veces

Modificado por última vez en: