Ecuador /

Presidente Correa centró informe en críticas a la prensa

El presidente Rafael Correa, abrió su informe anual a la nación con fuertes críticas a los periódicos privados ecuatorianos, que en sus portadas de ayer reclamaron respeto a la libertad de expresión.

En un informe de tres horas y con dos intervenciones, al inicio y al final, dio ayer el presidente de la República, Rafael Correa, ante el Pleno de la Asamblea Nacional para informar sobre su gestión realizada en el último año de gestión.


En su primera intervención, el presidente Correa señaló que en estos últimos tiempos se habla de la libertad porque llevamos en la sangre la heredad de nuestros patriotas que desde esos tiempos ya buscaban la igualdad de derechos.


“No puede haber libertad sin justicia, solo buscándola alcanzaremos la verdadera libertad y Eloy Alfaro fue el que inició la verdadera libertad en nuestro país con sus ideales”, expresó.


aAl referirse a la Ley de Comunicación, señaló que muchos critican y dicen que se trata de una “ley mordaza”, pero es claro que ni siquiera leyeron este cuerpo legal que contiene elementos fundamentales para armonizar la normativa con la nueva Constitución.


Sobre este tema, reflexionó respecto a despenalizar la injuria, el desacato; injerencias de los medios de comunicación en la información, la falta de veracidad en las notas periodísticas y manipulación de los hechos; libertad de expresión y pensamiento; respeto a los derechos al honor, buen nombre y reputación de los demás; privatización abusiva de la opinión pública.


“No permitiré que manchen mi honor, ni el de mi familia, pues solo busco defender a mi patria”, subrayó.
“Nuestro trabajo es un trabajo en equipo por tanto los ministros darán a conocer la labor emprendida por cada uno de ellos como una verdadera rendición de cuentas a la ciudadanía”, dijo el Mandatario en su primera intervención que duró alrededor de 40 minutos.

 30-S
Luego de la intervención de nueve Ministros Coordinadores, el presidente Correa  topó temas como la consulta popular y los hechos del 30 de septiembre, fecha considerada, según el Mandatario, como fatídica y que constituyen la manifestación de las fuerzas ocultas.


“Se quiere acusar a la víctima de provocar el 30-S, pues en esa fecha se saludó a la violencia. Ahora se preguntan quién ordenó disparar. Cuanto cinismo y cobardía”, dijo al rendir un homenaje a los caídos en ese día.


Fue enfático al indicar que ciertos medios de comunicación faltan al respeto con sus crónicas que intentan defender a un columnista calumniador. “Se quiere dañar al gobierno con la presencia de una oposición inmoral, por ello “o cambiamos ahora la historia o no cambiamos nunca”.

 Consulta

Al referirse a la consulta popular del pasado 7 de mayo, precisó que las preguntas buscaban cambiar el país que no puede más con el actual sistema de justicia y por ese motivo el gobierno se enfrentó a una verdadera coalición de fuerzas que no querían el pronunciamiento favorable del pueblo. “El triunfo fue del país, no del gobierno”, agregó.


“Consultaremos al soberano cuantas veces sean necesarias, incluso para poner en su consideración nuestras renuncias”, expresó Correa, al manifestar que “no tememos irnos a la casa, tememos defraudar al pueblo ecuatoriano que confío en nosotros”.


Por su parte el vicepresidente Lenín Moreno, al presentar el informe de su gestión, destacó la iniciativa emblemática de su gestión: La misión “Manuela Espejo” y respaldó su exposición con la presentación de un video, en donde sobresalió la convicción y generosidad para cambiar realidad que vive el país.


Anunció que para el próximo año la inclusión laboral llegará al 100 por ciento. “Toda persona con discapacidad que pueda y desee trabajar, pues, tendrá trabajo”. 

Quito.

Visto 2958 veces