Cuenca /

En 2018, habrá 614.539 habitantes en Cuenca

El crecimiento de la población implica la aplicación de nuevas formas de vida, de acuerdo con los expertos.  Miguel Arévalo I EL TIEMPO
El crecimiento de la población implica la aplicación de nuevas formas de vida, de acuerdo con los expertos. Miguel Arévalo I EL TIEMPO

De acuerdo a las proyecciones anuales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, para el 2018 la población en Cuenca alcanzará los 614.539 habitantes, mientras que a nivel del Azuay habrá 853.070 pobladores.

Los datos se obtienen de las estadísticas de nacimientos, defunciones, esperanza de vida y migración externa e interna. Las cifras reflejan la realidad poblacional de las ciudades con el objetivo de que se planifiquen políticas públicas eficientes.
El grupo de investigación de la Universidad de Cuenca, Llactalab, trabaja en proyectos para que la ciudad tenga un desarrollo sostenible, según indicó el investigador Daniel Orellana, en el último congreso sobre urbanismo en la ciudad.
Una de las aplicaciones de la investigación del grupo es la construcción de ciclovías como alternativas de movilidad, una propuesta acogida por la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte, y aplicada desde finales del 2017.


Los científicos proponen además la aplicación de energías renovables, la construcción de entornos sostenibles, infraestructuras ecológicas, entre otras opciones para que el crecimiento poblacional no desborde los recursos de la ciudad.

Movilidad
María Augusta Hermida hizo referencia a la movilidad como una nueva forma de abordar los problemas de transporte en donde el uso del espacio se vuelve equitativo para el peatón, ciclistas, transporte público y vehículos privados.
Para el grupo, el estudio del espacio público, la movilidad sustentable, los ríos, la vida urbana, el diseño, el análisis espacial, entre otros, son “fundamentales”.


En el tema de movilidad, el proyecto propone explorar la posibilidad de satisfacer la demanda de transporte a través de vehículos eléctricos alimentados por fuentes de energía renovable ubicadas dentro de los límites urbanos.
Este objetivo se inserta dentro de la propuesta de construir ciudades autosuficientes. Una de las estrategias se orienta a estudiar la manera en que los proyectos de energía renovable podrían ser localizados para fomentar el desarrollo socioeconómico de zonas urbanas deprimidas, explicó Hermida.

Salud
De los más de 800.000 azuayos, más de 90.000 son niños de edades que varían entre los 9 y 12 años de edad. Este grupo de la población también es uno de los más propensos a la obesidad, con un 30 por ciento de incidencia.


Según el grupo de investigación, esto se debe a una inadecuada alimentación y a la inactividad física, por lo que se propone modelar los hábitos alimenticios en los más pequeños, promover la actividad física, y combatir el sedentarismo como formas de prevenir una población que a futuro presente enfermedades relacionadas con los hábitos alimenticios.

Urbanismo
El grupo propone la incorporación de infraestructura verde para la gestión sostenible de las aguas de lluvia, lo que puede ayudar a mejorar la calidad del agua que devolvemos a los ríos, y contribuye a prevenir desastres naturales.
También se propone la creación de circuitos sostenibles, donde los vecinos tengan cerca servicios primarios de salud y educación, así como comercios, espacios de ocio, entre otros, que reduzcan la necesidad de utilizar el vehículo motorizado para recorrer grandes distancias. (JPM) (I)

Cuenca. 

Visto 1177 veces