Cuenca /

Decimotercer sueldo, cómo puede invertirse

Desde el 1 hasta el 24 de diciembre, las empresas públicas y privadas deben cancelar a sus trabajadores el decimotercer sueldo, un ingreso extra que, según el economista Santiago Robles, no siempre es bien invertido.

El pago corresponde al cálculo de la decimasegunda parte de lo percibido por el trabajador durante el año, incluyendo horas extras, comisiones y otras retribuciones. Acompaña las compras navideñas, pero, según Robles “de lo que se trata es de que el trabajador salde el año con números positivos en su economía familiar”.

Es por eso que el economista recomienda tres ejes para invertir bien el décimo: generar un ahorro para imprevistos, el pago de las deudas pendientes, y la inversión del capital.

Samantha Quezada, auditora y economista, comenta que, si bien debe ser prioridad el pago de deudas y el ahorro, la realidad es que la gente lo usa para comprar regalos, asumir los costos de las cenas navideñas, viajes u otras actividades propias de esta fecha.

Ella considera que este gasto no es negativo, ya que aporta a la economía del país a través del incremento del circulante, pero sostiene que debe hacerse con mesura.

Recomendaciones
Robles indica que si una economía familiar es sana, no deben existir a fin de año deudas que no sean salvables con el ingreso de los miembros del núcleo que perciban remuneración, esto incluye préstamos, tarjetas de crédito, letras en almacenes o hipotecas.

Es por esto que pone al ahorro como primera consideración en la lista de uso del decimotercer sueldo. “La familia no puede prever qué va a pasar en el nuevo año, todos nos auguramos éxitos pero la verdad es que no siempre estos se dan, tener un fondo para imprevistos puede ayudar a mantener una economía sana”, señala.

En cuanto al pago de deudas considera que, si la persona o núcleo familiar no ha podido llegar a fin de año con números positivos, es de esperarse que en el siguiente año las cosas no mejoren y se termine acarreando más deudas de las que se puede pagar, por eso considera que cancelar todos los pendientes, si estos superan el 40 por ciento de los ingresos de la familia, debe ser prioridad.

La inversión, define, es una forma productiva de ahorro. “No necesariamente la gente se va a poner un negocio con el decimotercer sueldo, pero sí puede invertir en prevención de salud, en educación, incluso en consumos de media o larga duración, como electrodomésticos, la reparación del vehículo, entre otras cosas”.

Gasto
Quezada coincide en que tras el ahorro debe ser prioridad el pago de deudas. “En Navidad es casi imposible que la gente no se endeude, pero una forma de refinanciar esos pagos puede ser cancelar todas o la mayor parte de las deudas, y adquirir nuevas meditando siempre si estas son necesarias”, sugiere.

Cree que la gente no debe dejar de comprar regalos, asistir a eventos sociales que estén a su alcance o preparar la cena navideña. “Esto, después de todo, mueve un mercado del que dependen muchas personas”, sostiene.

Aclara, eso sí, que la compra de regalos debe enfocarse en bienes de mediana o larga duración. En el caso de los juguetes recomienda analizar si lo que se va a comprar puede servir para la formación del niño, si va a ser utilizado y en su duración.

“No es recomendable comprar juguetes caros que en un día o dos estarán en la basura, la familia debe saber que ese gasto es innecesario y no le hace bien al hogar, ya que fomenta en los niños una cultura de gasto”, indicó. (JPM) (I)

Visto 900 veces