Cuenca /

Toda basura no clasificada va al relleno sanitario

Sacar los desechos a fuera del horario de recolección y no clasificarla son dos errores que cometen los cuencanos.  Diego Cáceres I EL TIEMPO
Sacar los desechos a fuera del horario de recolección y no clasificarla son dos errores que cometen los cuencanos. Diego Cáceres I EL TIEMPO

“Cada semana saco el tacho de la basura justo media hora antes de que pase el carro recolector, pero no siempre clasifico los residuos ya que eso toma tiempo que, a veces, no tengo”, relató Zoila Vera, moradora de la Feria Libre.

En la ciudad, cada mes se recolectan 102 toneladas mensuales de residuos reciclados, que son clasificados por los hogares cuencanos y colocados en las fundas celestes. Cantidad que aún es insuficiente frente a las 490 toneladas diarias de basura no reciclable que llega al relleno sanitario. Así lo dio a conocer Andrea Arteaga, gerente de la Empresa Pública Municipal de Aseo, EMAC.
“En la ciudad hay recolección de basura diferenciada y son los días miércoles y jueves, donde los carros recolectores separan las fundas de color negro para residuos orgánicos y celeste para material reciclado”, agregó.
Arteaga explicó que si el ciudadano separa los residuos, pero saca la funda celeste el día que no es, no será de mucha contribución, ya que irá con el resto de basura al relleno.

Reciclado
“La cantidad de material que se recicla en la fuente, es decir en los hogares, es muy poca todavía, ya que la población de Cuenca aún no tiene la cultura de separar los residuos y el orden de sacar el día que es”, precisó.
El material reciclado es entregado gratuitamente por la EMAC a las asociaciones de recicladores, que suman más de 500 personas dedicadas a esta actividad.
Agregó que, aunque solo se recolectan 102 toneladas mensuales, se comercializa cerca de 2.000 toneladas porque hay recicladores autónomos que son los que recolectan estos materiales al recorrer las casas y los negocios.

Opiniones
De acuerdo con la Cuarta Encuesta de Percepción Ciudadana sobre la Calidad de Vida en la ciudad, efectuada por el Colectivo Cuenca Ciudad para Vivir, en una de las preguntas sobre los residuos sólidos se determinó que el 55 por ciento de los encuestados plantea que su barrio es limpio o muy limpio. Y, al preguntar sobre cuáles son los actores responsables de esta limpieza, un 58 por ciento opina que los vecinos y un 52 por ciento que es responsabilidad de la EMAC.
Yadira Silva, moradora de la parroquia Sayausí, indicó que cada miércoles y sábado en algunas esquinas de su barrio se observan acumuladas las fundas de basura, donde los perros se juntan para destruirlas debido a que sacan fuera del horario.
Manuel Méndez, quien tiene su casa cerca del Mercado Doce de Abril, comenta: “de todos mis vecinos solo mi casa y la del frente sacamos la funda celeste el día que corresponde, el resto no lo hace, no sé si es por que no saben o porque no quieren”.

Diferenciar los desechos
En la funda celeste se debe colocar los plásticos rígidos y duros, como utensilios de cocina, tachos plásticos, armadores de ropa, restos de muebles, jabas, juguetes, cajas de CD y otros.
Además, podrán colocar envases plásticos de gaseosas, yogur, jugos, champú, cosméticos, tarrinas. Otros materiales son los plásticos suaves tales como fundas plásticas de halar, de leche, de alimentos, plásticos para empacar alimentos o bebidas y plásticos para envolver.
También se deberá colocar en este color de funda material compuestos de papel y cartón como cuadernos, libros, revistas y periódicos; y chatarra o artículos electrónicos tales como piezas de cobre, bronce o aluminio (alambres, envases de aerosol, envolturas papel aluminio, envases de alimentos, latas de bebidas, y otros).
En la funda negra, en cambio, se debe colocar los restos orgánicos y de alimentos como cáscaras de vegetales y frutas, restos de alimentos y desechos de animales. Así como vajilla y empaques descartables: tarrinas, platos, vasos, sorbetes, empaques de tortas y envases descartables de espuma flex.
En esta funda también debe ir basura de baño como papel higiénico, pañales, toallas higiénicas, tubos de pasta dental, afeitadoras. Además de restos inertes como colillas de tabaco, restos de cerámica, madera, tela, polvo y basura de barrido y fundas plásticas ruidosas como de snacks, fideos y envolturas de golosinas. (XTM) (I)

Bio-EMAC comercializa plantas

Cuenca. La Casa Bio-Emac, ubicada en la avenida Veinticuatro de Mayo frente al colegio Garaicoa, ofrece plantas nativas y ornamentales de la región a precios que varían según su tamaño y van desde los 60 centavos hasta los seis dólares. Atiende de miércoles a domingo de 09:00 a 17:00

Luis Alfredo Quituisaca, encargado de esta Casa, mencionó que la iniciativa del centro de comercialización nació de la necesidad de poner a consideración de la ciudadanía el incremento de flora en los hogares de la ciudad.

Agregó que también se encuentra a la venta abonos orgánicos como el humus y el compost, producidos por la misma empresa. A la fecha se han vendido 20.141 dólares, dinero que será destina al mejoramiento ornamental de la ciudad. (I)

Visto 911 veces