Cuenca /

Tranvía: 1.400 días de una obra, sin fecha de entrega

El 18 de diciembre del 2013 iniciaban en Cuenca las obras del tranvía, hoy tres años y 10 meses después, aún no hay una fecha cierta para la culminación del proyecto.

El reinicio de la obra civil se prevé para fines de este mes, desde entonces, y, tras el depósito del anticipo, el consorcio ACTN, la nueva empresa del tranvía, tendrá 300 días, “ni un día más”, según el alcalde Marcelo Cabrera, para la entrega de los trabajos.


A la par, de acuerdo con el secretario de movilidad de la Municipalidad, Jaime Guzmán, se desarrollarán las pruebas dinámicas del tranvía, las cuales tomarán nueve meses.
El 3 de noviembre del 2018 es, por ahora, la fecha “tentativa” de puesta en marcha del sistema de movilidad, según sostuvo Cabrera, quien añadió que se están tomando todas las precauciones del caso para que no se cometan errores y la obra “finalmente” sea entregada.

Recuento
El 28 de junio del 2013, el entonces alcalde Paúl Granda firmó la totalidad de los contratos para la construcción del tranvía por un monto de 232 millones de dólares, con un plazo estimado de 26 meses. Noviembre del 2015 fue la fecha fijada para la operación.
El 18 de diciembre de ese año iniciaron las obras civiles, pero siete meses después, el 14 de julio del 2014, el alcalde Marcelo Cabrera dispuso una pausa en el Centro Histórico para permitir un informe de la UNESCO sobre la posible vulnerabilidad de los edificios patrimoniales.

El 12 de diciembre del 2014, las obras tomaron un nuevo impulso, esto a pesar de la oposición de los frentistas del Centro Histórico. Fue este descontento el que en octubre del 2015 motivó una nueva pausa en las obras, en respuesta a un pedido de los comerciantes de no intervenir las calles hasta que pase la temporada navideña, la de mayores ingresos económicos.


En enero del 2016 las obras volvieron a su ritmo normal, hasta que en octubre del año anterior, el Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca, CCRC, en ese entonces a cargo de la obra civil, paralizó sus frentes.
El Municipio asumió las obras el 18 de octubre, hace exactamente un año, a través de un decreto de emergencia, cuyas obras se extendieron hasta julio del 2017. Desde entonces, varios frentes se encuentran a la espera de un contrato que todavía no se firma.

Pedidos
Los comerciantes del tranvía, entre ellos William García, piden que la obra se termine cuanto antes y que el tema no se politice. Temen que la proximidad de la campaña política para autoridades seccionales, entorpezca las gestiones.
La veeduría del tranvía también pide celeridad. María Palacios, integrante de la comisión, comenta que los ofrecimientos del Municipio les dejan “un sabor amargo, ya que no se nos da las respuestas que necesitamos”.


En el Concejo Cantonal se solicita mayor compromiso. El concejal Xavier Barrera sostiene que, a más de la obra civil, se debe ir pensando en la operación del tranvía, la aplicación de protocolos y el valor de los pasajes, temas que, a su criterio, no deben quedar para después, en vista de que generarían nuevos retrasos.


Impedir esos nuevos retrasos es la intención de la Municipalidad, asegura Cabrera: “no quito el derecho al reclamo de los ciudadanos, todos conocemos las consecuencias de esta obra y por eso buscamos todos los medios para apoyar a la gente”, enfatizó. (JPM) (I)

Cuenca. 

Visto 3280 veces