Cuenca /

Aeropuerto da primer paso para su certificación

El aeropuerto de Cuenca necesita una inversión de varios millones para sistemas de emergencia para el despegue y aterrizaje.  Miguel Arévalo | El Tiempo
El aeropuerto de Cuenca necesita una inversión de varios millones para sistemas de emergencia para el despegue y aterrizaje. Miguel Arévalo | El Tiempo

Antes del plazo establecido y con el objetivo puesto en mejorar las condiciones del aeropuerto en un plazo de entre 18 y 24 meses, la Corporación Aeroportuaria de Cuenca, CORPAC, terminó la primera fase de la certificación de la terminal aérea Mariscal Lamar.

El trámite debe ser aceptado por la Dirección General de Aviación Civil, DGAC, cuyos directivos mantuvieron una reunión con funcionarios de la CORPAC, el fin de semana, para tratar sobre el tema.
De acuerdo con el director ejecutivo de la CORPAC, Carlos Jácome Utreras, la documentación que avala el cumplimiento de la primera fase de la certificación fue entregada en su totalidad, y existe el compromiso de avanzar con la segunda de las cuatro etapas, de forma inmediata.


Esto, al menos en teoría, ya que la certificación incluirá la implementación de dos sistemas: un Área de Seguridad de Extremo de Pista, RESA; y el Sistema de Frenado de Emergencia, EMAS, que en conjunto costarán unos 24 millones de dólares, dinero que la CORPAC no tiene, según afirma su director ejecutivo.

Inversión
El concejal Cristian Zamora, quien forma parte del directorio de la CORPAC, indica que existe una propuesta para que el dinero destinado a la implementación de los sistemas se financie en un plazo de cuatro años, esto es entre el 2018 y el 2021. Pero, hasta el momento, no se ha tomado una decisión en firme al respecto, informó.
A esto se debe sumar, sostiene el edil, un monto de 50.000 dólares aprobados para financiar la primera fase de la certificación del aeropuerto. El concejal plantea la necesidad de analizar si es conveniente seguir invirtiendo en el actual aeropuerto o pensar en una nueva terminal aérea.


El director ejecutivo de la CORPAC sostiene, por su parte, que “es una obligación tener los sistemas, independientemente de que el aeropuerto siga o no aquí ”. Acepta que su implementación costará “varios millones de dólares” y que actualmente, “haber plata, no hay”.


Sobre la posibilidad de un nuevo aeropuerto, Jácome sostiene que “lo que se haga a futuro es una decisión técnica y económica que, por el momento, no la vamos a dar”. “Si solo en el RESA y EMAS necesitamos varios millones de dólares y no los tenemos, ¿cómo vamos a pensar en otra inversión?”, se cuestionó.


Mientras se decide de dónde se obtendrá el dinero para los sistemas RESA y EMAS, Jácome señala que se dará continuidad al objetivo de mejorar la conectividad del aeropuerto, y en ese propósito se enmarca la mejora de servicios, ocupación y conectividad con otras ciudades e, incluso, otros países, afirmó. (JPM) (I)

Proceso de la CORPAC

La certificación de la Dirección General de Aviación Civil, ratifica que el aeropuerto mantiene la seguridad operacional al máximo.

“Este sistema es de mejora continua, cumplimos ya con ciertos pedidos de la DGAC y vamos a hacerlo con todos los compromisos. Estamos preparados para ello”, explicó Carlos Jácome, director ejecutivo de la CORPAC.

Jácome aclaró que “esto no tiene nada que ver con que vengan o no más aerolíneas, no hay beneficios, sino una certificación de que la terminal aérea tiene la calidad suficiente como para mantenerse como aeropuerto”, aclaró.

El concejal Cristian Zamora acotó que las condiciones del aeropuerto cuencano “no dan límites a ningún error”, por lo que la certificación de la DGAC no solo será un reconocimiento para el aeropuerto, sino una garantía de seguridad para los usuarios y quienes viven cerca de la pista.

Cuenca. 

Visto 1454 veces