Cuenca /

Tecnología para la inclusión educativa

La UPS hizo una demostración del apoyo para personas con discapacidad.   Diego Cáceres  I EL TIEMPO
La UPS hizo una demostración del apoyo para personas con discapacidad. Diego Cáceres I EL TIEMPO

Potenciar los recursos tecnológicos de las personas con discapacidad, disminuir la brecha digital y lograr la inclusión al sistema educativo se plantean como los objetivos del XII Congreso Iberoamericano de Inclusión Educativa, CIIEE, que inició ayer en la Universidad Politécnica Salesiana, UPS.

La coordinadora del congreso, Paola Ingavales detalló que el evento se celebra cada dos años y aplaudió que han logrado crear un espacio en el que los investigadores de tecnología asociada a la discapacidad puedan compartir sus creaciones e investigaciones

También es un espacio para que se genere una comunidad de aprendizaje con profesores de centros educativos especiales y en la que comparten tendencias de software asociados a la discapacidad. Están participando investigadores de ocho países y de 30 ciudades del Ecuador; el evento concluye mañana.

El CIIEE se organiza desde 1998 y se celebró por primera vez en Neuquén, Argentina, en donde se mostraron investigaciones y desarrollos de ayudas informáticas para personas con diversidad funcional. A partir de entonces, estos congresos se han llevado a cabo en diferentes ciudades de América y España.

Ponencias

El evento inició con un ciclo de exposiciones. La primera conferencia fue “Siete pecados capitales en el desarrollo de la tecnología”, liderada por el investigador chileno Ricardo Boses. Explicó que decidió hacer este estudio para detallar los inconvenientes que surgen cuando “uno se dedica a esto”, pero lo más importante es que dio tips de cómo superarlos.

Entre los “pecados” que destacó está que la mayoría de los investigadores no involucran a la persona que tiene la discapacidad al momento de probar su invención. “Ellos piensan distinto porque tienen otras necesidades”, comenta Boses y es por esto que el investigador debe involucrarlo durante el proceso.

Otro investigador y miembro de la UPS, Luis Zerpa, explicó que tienen un equipo multidisciplinario en el que participan ingenieros eléctricos, en sistemas, terapistas de lenguajes, psicólogos y trabajan juntos para darles herramientas a las personas con discapacidad para que puedan alcanzar los objetivos educativos.

Actualmente, tienen un proyecto para construir tres robots en el que participan la Universidad de Cuenca y la UPS. Este año también plantean inaugurar la Primera Sala Multisensorial Inteligente en el Instituto de Autismo del Azuay.

“Queremos ver la retroalimentación y que el terapista del lenguaje nos diga cuánto funcionó”, comenta Zerpa que para el congreso se encargó de hacer los programas para personas regulares, con discapacidad visual y para invidentes en una impresora braile. Además, una joven ayudó a las personas con discapacidad auditiva a interpretar la conferencia a través del lenguaje de señas.

Centro de apoyo para la inclusión

La Universidad Politécnica Salesiana sede Guayaquil hizo una demostración ayer durante el congreso del “Centro de apoyo para la inclusión”. Un estudiante no vidente, Vladimir Velasco de 26 años, exhibió el esfuerzo que hacen desde la sede de Guayaquil para apoyar y capacitar a las personas con cualquier tipo de discapacidad.

Velasco impartió cursos para 30 personas no videntes y dio a conocer un software que a través de la combinación de comandos ayuda a ver el entorno de una ventana. Además de aprender a usar la tecnología especial para él lo más importante es que los profesores hagan un acompañamiento a los estudiantes con discapacidad. (EPA) (I)

Visto 1212 veces