Cuenca /

En Cuenca viven más de 8.000 estadounidenses

Los estadounidenses residentes en Cuenca sobrepasan las 8.000 personas, la Cancillería estudia medidas para evitar que su presencia incida en el nivel del costo de servicios.  Franklin Minchala | El Tiempo
Los estadounidenses residentes en Cuenca sobrepasan las 8.000 personas, la Cancillería estudia medidas para evitar que su presencia incida en el nivel del costo de servicios. Franklin Minchala | El Tiempo

Según el último registro del Ministerio de Relaciones Exteriores, los estadounidenses que viven de forma permanente en la ciudad superaron los 8.000 habitantes; junto a europeos y canadienses sobrepasan los 12.000 residentes extranjeros.


Aunque para la Cancillería es halagador que los extranjeros prefieran Cuenca a los países desarrollados de los que provienen, el crecimiento de dicha población “necesita ser regulado”, según Humberto Cordero, secretario del Viceministerio de Movilidad Humana.


Las preocupaciones de las autoridades se centran en la sana convivencia entre ecuatorianos y extranjeros, “para que no se generen inconvenientes en temas sociales, culturales ni xenofóbicos”.


La Cancillería busca regular el acceso a la vivienda y el incremento del costo de vida en la ciudad. “No se deben formar guetos de zonas en donde habitan estadounidenses, versus a los que habitan permanentemente en estos lugares”, señala Cordero.


Según un estudio de la Universidad de Cuenca, los extranjeros prefieren zonas cercanas al Centro Histórico, a no más de 15 minutos de distancia en vehículo. Esto ha hecho que las propiedades en dicho radio de acción aumenten considerablemente de valor.


“Esto beneficia al propietario del terreno que decide vender su bien, pero va en desmedro de los residentes habituales porque encarece su costo de vida”, señala el estudio. El encarecimiento de la ciudad también preocupa a la Cancillería, “la gente empieza a preferir al extranjero porque entiende que le puede pagar más, eso es algo que debe regularse”, dijo Cordero.


Las medidas a aplicarse para regular las problemáticas que pueden darse a raíz del aumento progresivo de extranjeros en la ciudad fueron analizadas por los cónsules ecuatorianos que se reunieron esta semana en Cuenca. Los resultados se darán a conocer en los próximos días.

  Un paraíso

Lejos de pensar las posibles regulaciones, los extranjeros en Cuenca siguen disfrutando de lo que consideran un paraíso. Agustine Simmons es uno de ellos, lleva tres meses en el país y asegura que no regresará “nunca más”, al estado de La Florida de donde proviene.
El clima, la economía y los sistemas de salud son las principales razones de su decisión. Llegó a Cuenca de vacaciones y se enamoró de la ciudad, hace un mes compró un departamento en el oeste de la ciudad, donde viven muchos de sus compatriotas y espera la llegada de su menaje de casa, que es traído desde Estados Unidos libre de aranceles.


Desde el 2012 el número de extranjeros residentes se incrementó en 1.000 personas por año. La tendencia se mantiene, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores. (JPM) (I)

Cuenca.

Visto 9979 veces