Cuenca /

Iglesia Católica llama al diálogo y el respeto

Mientras la Iglesia Católica, representada por el arzobispo Luis Cabrera, llamó al diálogo y respeto para aceptar los cambios, Jorge Rojas, director del Registro Civil del Azuay, aseguró que la inclusión de la unión de hecho como estado civil en las cédulas será un servicio más que brindará esta institución.

Además de soltero, casado, divorciado y viudo habrá que agregar desde el próximo lunes 15 como estado civil la unión de hecho, que conlleva los mismos deberes y obligaciones que el matrimonio civil. La unión de hecho puede ser entre personas de diferente sexo o del mismo sexo.


Para el arzobispo Luis Cabrera, el tema de las uniones de hecho pasa por una aplicación legal de lo establecido en la Constitución del 2008, que reconoce esta condición. Sin embargo, instó al respeto y diálogo como requisitos para tratar estos temas fundamentales.
Aseguró que de parte de la Iglesia Católica hay un respeto total hacia la sociedad y esto implica reconocer los derechos fundamentales de las personas y particularmente a los colectivos GLBTI y sus derechos.
Dejó claro que la Iglesia rechaza toda forma de violencia y discriminación en salud, educación, trabajo. “Pero nosotros también exigimos respeto para difundir nuestra fe y creencias y por esto no debemos ser calificados con epítetos fuertes”, indicó.
El otro punto solicitado por monseñor Luis Cabrera, fue el diálogo, que encierra tres temas principales, el primero es la ideología de género, que no es sólo una construcción social o cultural, tiene fundamentos antropológicos, psicológicos, genéticos; “hay que conversar sobre esto”, dijo.
El segundo punto es la familia según el artículo 67 de la Constitución, que reconoce a la familia en sus diversos tipos, y el tercer punto, en el mismo artículo, que hace referencia al matrimonio civil y unión de hecho. “Es de suma importancia estudiar las consecuencias personales, familiares y sociales de esta aplicación legal, especialmente para los niños”, dijo.

 Trámites
Jorge Rojas, director del Registro Civil indicó que la inclusión de la unión de hecho será un servicio más de los 25 que prestan actualmente. Aseguró que las tendencias sexuales de las personas no se juzgan ni rechazan.


“Nosotros únicamente vamos a registrar las uniones de hecho que ya vienen legalizadas desde los juzgados y notarías”, indicó. Según estadísticas nacionales del Censo del 2010, había 2.214.067 personas con este estado civil y solo un 20 por ciento tiene legalizada esta condición. En Azuay la cifra es de 48.629 casos.


Rojas confía en que la demanda por este servicio no será mayor, por eso la atención será en las ventanillas de atención general, donde se cumplen otros trámites. Solamente en caso de que exista gran demanda habrá entrega de turnos para otro día, como se hace cuando hay gran número de pedidos de matrimonio. El funcionario expresó que el trámite tomará máximo 10 minutos y el costo es de 50 dólares de la especie, más los 15 dólares de cada cédula, en total, el dinero a pagar es de 80 dólares. Los requisitos para cumplir el proceso son el acta notarial o la resolución otorgada por el juzgado, cédulas de ciudadanía y la presencia de los comparecientes.(JBS)

Cuenca.

Visto 3280 veces