CreArte /

Valeria Guzmán: "La función artística debe tener un propósito"

Cortesía Gabriel Art
Cortesía Gabriel Art

Valeria Guzmán de 28 años, desde temprana edad estuvo ligada al arte. En su infancia estudió música clásica para piano, pero no fue hasta que terminó el colegio, donde descubrió su vocación por la danza y la actuación. Actualmente es directora del grupo de danza Wayrapamushka y Fuego Shangó, así como docente en la UNAE donde transmite a las nuevas generaciones la cátedra de Arte y Danza Tradicional.

3

Los inicios dentro de la danza fueron inciertos para la joven bailarina, quien al salir del colegio decidió estudiar medicina, sin embargo, al contemplar un día la presentación de un grupo de danza, le llamó la atención toda la representación y puesta en escena, por lo que se puso en contacto con los coordinadores y decidió formar parte del grupo que en ese entonces, estaba conformado por cuatro parejas que llevaban seis meses ensayando y eran dirigidas por Juan Pablo Morocho.

“Llegué a realizar algunas funciones donde podía expresarme libremente y me dí cuenta que ese era el camino", manifestó .
Guzmán decidió abandonar la facultad de medicina e ingresar a la carrera de danza y teatro en la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca, gradúandose como bailarina y actriz profesional. Recientemente culminó su maestría en Formación Universitaria con Intervención Sociocomunitaria en la Universidad de Valladolid, España.

Wayrapamushka

gab2

El proyecto Wayrapamushka nació con estudiantes de la Universidad de Cuenca en el año 2006, con el fin de realizar un trabajo pluricultural a través de coreografías y mantener la cultura e identidad nacional. Guzmán, hasta el año 2011 fue bailarina y luego pasó a ser directora  hasta la actualidad.

Con respecto al nombre, la artista escénica señaló que Jaime Astudillo, rector de la universidad en aquella época, les sugirió el nombre en alusión a la obra literaria de Jorge Icaza, Wayrapamushka, término quichua que significa hijos del viento y que se utilizaba para denominar a los hijos de los españoles con las indígenas, lo que acutalmente se conoce como mestizaje.

Para el sustento económico del proyecto, la Universidad de Cuenca destina parte del presupuesto así como los espacios, sin embargo, los bailarines deben autogestionarse con proyectos, presentaciones y festivales para pagarse vestuarios, que la mayoría de veces se compran a las comunidades con el fin de no perder la autenticidad y de que respondan a una fidelidad cultural.

La agrupación también también ha optado por auspicios y apoyo institucional para estar presentes en diversos rincones del mundo, entre ellos países como Portugal, Turquía, Bulgaria, Panamá, Argentina, Colombia,  entre otros.

"Es muy grato ver como en el exterior la gente aprecia el colorido y concepto del folclor ecuatoriano", señaló conmocionada.

Influencias

otra

La artista admira a directores escénicos y coreógrafos ya que tienen el deber de inculcar el respeto y la disciplina por la cultura y la danza a todo el grupo. Entre ellos su principal maestro Juan Pablo Morocho, pues fue quien le brindó las bases sólidas dentro de la danza. "Sus enseñanzas me llevaron a descubrirme como una persona ligada al arte", manifestó.

También guarda aprecio a Catalina Yunga, quien fue su compañera en la compañía de danza de la Universidad de Cuenca y tiene amplio conocimiento en danzas tradicionales y folclóricas.

Admira también a Paúl Peña quien, con su grupo folclórico, busca llevar al público una danza "entregada" pero no mercantilista.

Además resaltó la labor de todos sus compañeros con los que compartió escenarios y proyectos, por su perseverancia, confianza y constancia.

Proyectos personales

panchoag

Dentro de sus proyectos personales, la artista maneja junto a Pablo Ramos el grupo Fuego Shangó, con el cual brindan talleres y presentaciones que abarcan ritmos tropicales como salsa, cha-cha-cha y baile de salón, como el tango.

La bailarina también explora su faceta de actriz por lo que actualmente realiza junto a Galo Escudero y Pancho Aguirre, una propuesta de una obra escénica.

En su visión a futuro, la artista opta por la integración y la involucración de todos los estratos de la sociedad, como son los adultos mayores.  Actualmente ya lo ha realizado con el grupo infantil GuaguaWayra, de igual manera ha concretado proyectos cortos con personas con discapacidad.

La función artística debe tener un propósito. "Educar desde la danza, desde la cultura, creando un sello identitario que nos identifique como ecuatorianos", resaltó la artista. (PGA)(I)

holaaa

Datos

La artista estudio en su infancia piano en el conservatorio José María Rodriguez, lo cual le ha permitido manejar un lenguaje propio dentro de la dinámica escénica y coreografías.

En su niñez practicó por seis años el arte marcial Taekwondo.

Contactos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0995779056

Facebook: Valeria Guzmán

Visto 1844 veces


Publicidad