CreArte /

Vestido como obra de arte de Esperanza Zabala

Esperanza Zavala en su taller crea sus prendas bajo una visión conceptual.   El Tiempo
Esperanza Zavala en su taller crea sus prendas bajo una visión conceptual. El Tiempo

Esperanza Zabala, es una diseñadora cuencana quien tras heredar de su madre, el gusto de confeccionar ropa, piensa sus prendas como obras de arte.

Su llegada al mundo del diseño fue una opción espiritual más que estratégica, su fuerte es diseñar y confeccionar para novias.
“Trabajar en este tipo de vestidos, es lo que más te llena, son todos tan especiales. A tu clienta le estás haciendo el vestido de su día y por ello la entrega debe ser entera”, comenta.


Zabala tiene un don para descubrir lo que mejor le sienta a cada mujer, quiere destacar a cada novia, por eso no trabaja con patrones, ella los diseña. “Yo veo a las mujeres y pienso en cómo van mejor, en lo que me transmiten en el momento que llegan a mi taller”.


Cada vestido comienza con una conversación entre ella y su cliente, asegura.
“Lo primero que les pregunto es lo qué no les gusta, además, una novia debe tener claro la sensación que quiere tener, previo a su ceremonia”, explica.


Desde pequeña su curiosidad por la confección y el diseño, estuvo inclinado a las artesanías y manualidades. “Cosía muñecas de trapo, hacía algunos trabajos de costura. Desde ahí sabía que mi profesión sería el diseño y la confección, así que me prepararé para ello”, agrega.


Haber compartido experiencias con la modista Guillermina Vélez, aportó a su preparación profesional. “Me fascinaba lo que ella hacía, yo pasaba en su espacio de confección cada vez que podía, salía de la escuela y me dirigía allá para aprender”, cuenta inspirada.

Arte
Zabala considera que la relación entre el arte y la moda se puede llevar aún más lejos.
Sus creaciones reconocen un intercambio de disciplinas artísticas, algo que para ella no es nuevo, señala que cada creativo establece una relación particular según sus intereses.
“Lo mío es el arte, cada detalle que pongo en mis prendas, tanto para hombres como para mujeres, tienen algo que destaca, concepto, forma y color”, indica.
Sus prendas pretenden crear un lenguaje estético, en el que sus clientes son los protagonistas.


Ella trabaja con un hilo conductor cada pieza que diseña y que sirve para multiplicar la calidad de ángulos de visión de cada traje.
Sus prendas se crean con texturas de terciopelo, con piedrería y colores vivos, combinados para que las mujeres pueden lucir de una manera moderna y natural en ocasiones especiales.

Rasgos
El principal rasgo característico de Esperanza es su creatividad para coser las prendas con tejidos y apliques, que suelen ser difíciles de unir.
Ella concibe la moda como una investigación creativa en la que varios diseñadores se van sumando desde sus voces particulares. Hace poco Esperanza presentó su colección en una pasarela. (SAM) (E)

Cuenca. 

Visto 886 veces



Publicidad