Columnistas /

Matices y democracia

Los vocablos “Siempre” y “Nunca” ejemplifican extremos absolutos que infieren la presencia o ausencia permanente, ninguna persona vive estos conceptos, la existencia humana ocurre entre los matices relativos a estos referentes temporales.
Cuando las relaciones entre Gobierno y oposición se polarizan ideológicamente de tal manera que ninguno de los dos extremos en conflicto puede entenderse con el otro, la sociedad queda marginada, victimizada por la pugna de pasiones que engendra la incapacidad dialéctica de líderes que fallan en conducir al pueblo hacia óptimos destinos. En Venezuela, verbigracia, las condiciones generadas por la pugna irreconciliable entre instancias de gobierno y organismos de oposición, son tan extremas que han contaminado la convivencia ciudadana; un ciudadano afirmaba “aquí todo está prohibido y todo está permitido” y, al parecer, es cierto, puesto que la excesiva intervención gubernamental resulta en una desmedida expansión de transacciones informales; por ejemplo; la normativa cambiaria oficial es ignorada, se usa la cotización monetaria de Internet (dolartoday) para actividades comerciales cotidianas y es la que rige el mercado. Colombia intenta superar el extremismo y recuperar la paz; Argentina enfrenta retos de gobernabilidad con la implementación de políticas neoliberales, la polarización política afectó y afecta la democracia en Brasil, Paraguay, Honduras, Bolivia, Ecuador,...
Desde el despliegue de información de los “Panama Papers” y el destape de la industria del soborno a candidatos presidenciales y servidores púbicos utilizada por Odebrecht como estratagema empresarial para acaparar contratos millonarios, el nuevo eje de atención regional es la estrategia publicitaria de lucha contra la corrupción, la escandalosa difusión de la persecución, enjuiciamiento y punición a líderes políticos de varios países de la Región. El ángulo de corrupción relativo al uso de paraísos fiscales para esconder recursos y evadir impuestos es menos difundido; Ecuador lidera esta lucha anticorrupción con un pronunciamiento ciudadano afirmando el impedimento de que personas con recursos en paraísos fiscales ejerzan cargos públicos y legislación específica para este propósito; es una estrategia estructural, sólida, sostenible, sin escándalos y con baja cobertura mediática.
En la actual coyuntura del país, aún hay un fuerte eco de la personalización de la política, se enfoca mucho el debate sobre personas que ni fueron electas para gobernar ni están en el país y muy poco se analiza sobre el proyecto político de Estado vigente en la Constitución. Es menester que los debates nacionales recuperen la información sobre los logros nacionales alcanzados en política pública, que los diálogos se orienten hacia acciones conducentes a motivar la acción colectiva en la profundización del cambio social.
Aún resta por saber los referentes de la acción gubernamental que marcarán los matices de las alianzas y las oposiciones dentro y fuera del entorno gubernamental. La gobernabilidad actual está en construcción, con pistas breves y grandes incógnitas; la apertura del juego político se acerca a su conclusión, más pronto que tarde empezará el medio juego. (O)

Visto 1111 veces


Publicidad