Columnistas /

La reintegración de las FARC

La ONU aceptó la solicitud del Gobierno colombiano y las FARC y aprobó la creación de una nueva misión, que se encargará de verificar la reintegración en la sociedad de los exguerrilleros y de que se garantice su seguridad y la de las comunidades afectadas por el conflicto.
Por unanimidad, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó una resolución que establece esta nueva operación y que reitera la voluntad de la organización de seguir respaldando el proceso de paz en Colombia a largo plazo.
La segunda misión de la ONU en el país latinoamericano tendrá carácter civil y se pondrá en marcha el próximo 26 de septiembre, una vez completada la actual operación, que se encarga de vigilar el alto el fuego y el desarme de las FARC.
Hasta entonces, asumirá provisionalmente, algunas de las nuevas tareas encomendadas a su sucesora, que ha sido bautizada como Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia.
Su tarea principal, según la decisión del Consejo de Seguridad, será asegurar la implementación del acuerdo de paz en lo relativo a la reintegración política, económica y social de las FARC.
También debe verificar que se garantice la seguridad personal y colectiva de los exguerrilleros y los programas para la protección de comunidades y organizaciones en los territorios afectados por el conflicto.
La nueva misión cuenta con un mandato inicial de 12 meses, aunque la idea es que funcione durante tres años, tal como figura en el acuerdo de paz.
La operación estará integrada por personal civil y, a priori, tendrá menos efectivos que la actual, aunque los detalles de su configuración aún deben ser definidos.
En ese sentido, el Consejo de Seguridad encargó hoy al secretario general, António Guterres, que comience, inmediatamente, los preparativos y que presente recomendaciones detalladas sobre el tamaño y los aspectos operativos de la nueva misión en un plazo de 45 días.
La canciller colombiana, María Ángela Holguín, agradeció al Consejo su apoyo y aseguró que su participación en el proceso de paz “ha sido muy importante para fortalecer la construcción de confianza entre las dos partes” que negociaron la paz.
“El apoyo de la comunidad internacional en este proceso ha permitido mantener la determinación para superar los momentos más difíciles”, subrayó en un discurso tras la adopción de la resolución 2366.
Holguín reiteró a los miembros del Consejo de Seguridad el “compromiso inquebrantable” de su Gobierno con la paz y confió en que los futuros Ejecutivos lo mantengan.
Según la Canciller, el Ejecutivo espera que, para finales de este mes, se haya completado el proceso de amnistía actualmente en marcha y que, así, la reintegración de los excombatientes pueda emprenderse a comienzos de agosto.
En un comunicado, el representante de la ONU en Colombia, Jean Arnault, aseguró que la reincorporación de las FARC a la vida civil y el despliegue de las instituciones en las zonas afectadas por el conflicto son “tareas urgentes y fundamentales para la consolidación de la paz”. (EFE) (O)

Visto 262 veces


Publicidad