Columnistas /

Puntos de vista artículos y opinión…

Un artículo debe ser texto con identidad que explora un problema, recoge voces y visiones, plantea una perspectiva y procura una conclusión abierta que convoque a la investigación, al diálogo a la reflexión, desde nuevos contenidos o, al menos, desde nuevas perspectivas, ese es uno de los retos que el ejercicio de la comunicación demanda...
Pero hacer opinión es, no solo un ejercicio de libertad de expresión, es, sobre y ante todo, un ejercicio de responsabilidad intelectual e ideológica que, partiendo de la perspectiva y el pasado acumulado del redactor, procura un punto de intersección con la cosmovisión de un público, respetando sus propios acumulados, sus visiones, perspectivas e ideologías…
Hacer opinión es proponer, desde la perspectiva de la pluma, un concepto, una idea, una posición que, sin pretender interferir y respetando la diversidad y el derecho a ella, procure ampliar las aristas del diálogo para provocar inflexiones necesarias en la policromática plataforma de las ideologías que procuran las identidades dentro de un colectivo.
Hacer opinión política, escribir de desarrollo, de libertad, de democracia es un ejercicio tanto complejo, cuanto delicado, pues ,si bien la negación del opuesto ha sido siempre un referente de la construcción de la identidad, enfrentamos, como sociedad, un ambiente de negación absoluta de la posibilidad de disenso.
Rebasamos la línea de lo ortodoxo para acercarnos a la del fanatismo, esa posición extrema de defensa a ultranza y apasionada de nuestras ideas y creencias sin respetar las de los demás y su derecho a presentarlas, olvidando que la democracia se nutre de la posibilidad de construir sobre los disensos, encontrando nuevas perspectivas, haciendo eclecticismo y reduciendo la entropía del conflicto...
La suspensión voluntaria de la incredulidad, a la que he referido en columnas anteriores, propone una explicación sobre la plataforma de construcción de los núcleos duros de opinión que se sustentan en el fanatismo, efecto que se fortalece y acentúa cuando las modernas tecnologías de la información y las telecomunicaciones provocan la consolidación de las cámaras de eco como espacios cerrados e inexpugnables de reafirmación de la identidad, negando, desconociendo y desterrando lo que no es consonante con la opinión del colectivo.
Decía Eduardo Galeano que todo depende del punto de vista, así, “desde el punto de vista del nativo, el pintoresco es el turista”, sentencia profunda que nos refiere la reflexión de la validez de la opinión disonante, reconociendo que la verdad en nuestro plano es relativa y siempre relacionada con los principios y paradigmas en que se basa, intersecando en la intención que nos cobija... (O)

Visto 670 veces


Publicidad