Columnistas /

¡La “quinta región” es correista!

En anteriores escritos en este mismo espacio hablé sobre la importancia del denominado ‘voto migrante’ para la democracia en la medida en que se amplían los derechos de participación electoral para los ecuatorianos que radican fuera del país. En esta ocasión quiero detenerme analizando las preferencias electorales de los ecuatorianos desde que tuvieron acceso al voto desde afuera.
En la primera elección que participaron en el 2006, la población migrante que sufragó se inclinó, tanto en la primera como en la segunda vuelta, por el candidato de derecha Alvaro Noboa. En aquello ocasión sufragó el 60% de los empadronados siendo la mayor participación de todas. Como recordarán los lectores los años 2007, 2008 y 2011 fuimos convocados a las urnas para elegir asambleístas constitucionales, para el referéndum aprobatorio de la nueva Carta Magna, y para pronunciarnos en consulta popular sobre la reforma a la justicia, corrida de toros, entre otros tópicos.
En dichas elecciones triunfaron los candidatos y las tesis de Alianza País (AP) quienes obtuvieron los 6 curules en la Asamblea designados para los representantes de los ecuatorianos en el exterior; el 64% dijo sí a la nueva Constitución de Montecristi y en el global el 51% estuvo a favor de las preguntas de la consulta popular. En dichas elecciones la participación fue muy baja, sobre todo la del 2007 donde votó apenas el 26% del padrón del exterior.
El 2009 y el 2013 tuvimos elecciones para elegir Presidente y Vicepresidente de la República como asambleístas donde hubo una participación del 53% aproximadamente. En ambas elecciones triunfó abrumadoramente, en una sola vuelta, Alianza País: el binomio Correa-Moreno obtuvo 63% y el binomio Correa-Glass obtuvo el 77,5%. A estas cifras hay que añadir que 5 de los 6 puestos en el 2009 y los seis curules en el 2013 fueron para AP, consolidándose así como la única fuerza política en el exterior.
Cuatro años después se observa una disminución en el apoyo al oficialismo: el 41,6% votó por el binomio Moreno-Glass en la primera vuelta del 2017, menos de 30 puntos de la anterior elección y AP obtuvo 4 de los 6 curules para la Asamblea. Lo siguió la candidata socialcristiana Viteri y el candidato de Creo Lasso, quienes obtuvieron el 20,7% cada uno. Para la segunda vuelta la diferencia fue muy ajustada: Moreno triunfa con el 50.25% de los votos válidos y Lasso obtuvo el 49,75%. Desagregando por circunscripciones, Lenín Moreno triunfa en Europa y Guillermo Lasso en Estados Unidos-Canadá y América Latina. La participación en la segunda vuelta llegó casi al 40%.
Si bien a lo largo de la década se observa un nítido apoyo a los candidatos de Alianza País, es la figura del presidente Correa la que más simpatizantes atrae en el exterior. Su salida de la papeleta produjo un descenso en el apoyo al oficialismo y el repunte de los candidatos de la derecha. Al parecer la “quinta región” es correista. (O)

Visto 640 veces


Publicidad