Cuenca

Opinión

POR Por: Aurelio Maldonado |

IECE

Fecha de Publicación: 2009-12-04

Sembrar en educación, ciencia y cultura, desde siempre es prioridad en todos los gobiernos, porque se sabe muy bien que los réditos -que si bien son a largo plazo, pues duran por lo menos una generación- siempre son provechosos para la sociedad y el conglomerado que termina siendo la prioridad y la riqueza futura del Estado como tal.


Treinta años atrás fuimos becarios del IECE y recibimos dineros a crédito y con intereses bajos, para poder con ellos, estudiar especialmente en el extranjero. Fuimos muchos de los hoy, ya viejos profesionales, los que recibimos esta importante ayuda y en aquellas épocas teníamos la posibilidad de favorecernos con el llamado dólar de estudiante, que comprado en el Banco Central, fue siempre muy beneficioso por el cambio y que otorgaba la posibilidad de sobrellevar la dura época de estudiante impago.


Pasaron los años y luego de tres décadas, nuestros hijos son ahora los nuevos becarios, que pueden acceder a créditos inclusive hipotecarios, con un monto máximo de 20.000 dólares y que podrán empezar a pagar una vez terminados sus estudios y de regreso al país, en forma mensual y cómodamente. El monto no servirá para solventar estudios de muchos años y en ciudades y universidades extranjeras, en donde vivir resulta muy costoso, pero es sin duda muy significativo y de invalorable ayuda para el novel estudiante, que percibe en el IECE la ayuda prioritaria y muchas veces vital para lograr sus sueños y conseguir sus logros.


En todos estos años de importante mecenazgo, es incalculable la ganancia que conseguimos como pueblo y nación, pues muchos de los beneficiarios, rinden frutos en descollantes puestos, a los que pudieron acceder por su preparación y destrezas adquiridas, en sus aulas de postgrado especialmente.


Gratitud es la palabra que tendré que utilizar, más aún, porque las mismas personas que treinta años atrás me ayudaron con gentileza y suavidad, son las que ahora vuelven a sonreír frente a nuestros hijos que requieren de su gestión. Sus nombres y personas son conocidos por todos y me absuelve de citarlas y los nuevos directores, que obviamente si han cambiado, continúan siendo honestos como los antiguos antecesores y están preocupados de otorgar préstamos, para muchos de los que mañana se erigirán como importantes baluartes en distintos ámbitos de profesionalismo y superación trascendente, frutos indispensables para lograr adelanto como país.

 





COMPARTIR
 
Compártelo en Facebook Añádelo a Twitter Añádelo a Del.icio.us Añádelo en tu Google Añádelo en tu Yahoo

HERRAMIENTAS
 





Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec