Cuenca

Opinión

POR Editorial EL TIEMPO | saludos@eltiempo.com.ec

Evaluación al Magisterio

Fecha de Publicación: 2009-11-13

El Magisterio del Azuay, al igual que del resto de Sierra y Región Amazónica, realizó en la presente semana las respectivas pruebas de evaluación, de acuerdo al cronograma estipulado por el Ministerio del Ramo, una vez superada la pugna que durante meses mantuvo la Unión Nacional de Educadores con el Gobierno, justamente a propósito de estas pruebas evaluatorias que fueron calificadas por el gremio magisterial como atentatorias a la Constitución y en realidad un mecanismo destinado a eliminar profesores para, supuestamente, poner en su lugar a maestros que cumplan las consignas gobiernistas, algo que fuera desmentido en reiteradas oportunidades por el Régimen.


La evaluación de los docentes, al igual que cualquier sistema evaluatorio destinado a medir las capacidades y advertir las falencias en la tarea profesional, es sin duda algo positivo y que actualmente está incorporado como parte de los procesos cotidianos de desempeño de todo tipo de profesionales. En el Ecuador, sin embargo, preciso es señalarlo, existe una fundada desconfianza hacia los sistemas de evaluación, en la medida en que frecuentemente han sido manipulados y sobretodo en el sector público suelen adolecer de fallos, intencionales o no, que los vuelve en ocasiones meras caricaturas de lo que debería ser una auténtica evaluación de aptitudes y capacidades.


Sin embargo, oponerse por prejuicios o intereses políticos a las evaluaciones en el Magisterio, no es correcto. Eso sí, cualquier situación anómala que pudo producirse en el transcurso de las pruebas, y particularmente en las calificaciones, deben ser denunciadas, lógicamente con fundamentos, a fin de que se corrijan esos errores y deficiencias. Es de esperar que al término de las pruebas la mayoría de los miembros del Magisterio azuayo salgan avantes, y quienes no han podido superar el límite para una calificación positiva en las pruebas, se alisten a la preparación intensiva que las autoridades del Ministerio de Educación ofrecen para una segunda y definitiva evaluación.


Finalmente, hay que insistir en que este tipo de pruebas de evaluación de conocimientos del Magisterio, son sólo una mínima parte de la serie de acciones que la Educación Pública ecuatoriana requiere, a fin de superar la rutina, la mediocridad y las múltiples deficiencias que la aquejan.

 

 

 

COMPARTIR
 
Compártelo en Facebook Añádelo a Twitter Añádelo a Del.icio.us Añádelo en tu Google Añádelo en tu Yahoo

HERRAMIENTAS
 

Queremos saber tu opinión:

Nombres:

Email:

(No será Publicado).

Comentario:

 





Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec