Cuenca

Opinión

POR Por: Julio Espinoza C. |

Conmemoración cívica

Fecha de Publicación: 2009-05-25

En un escenario cargado de premoniciones políticas, de reacciones antigubernamentales, de otro proceso electoral para designar a parlamentarios andinos (de cuya actividad los ecuatorianos nada conocen) y a integrantes de las Juntas Parroquiales y, lo que es más, de informes sobre el avance de la temida influenza porcina, ayer se conmemoró el aniversario 187 de la Batalla del Pichincha, heroico episodio con el que se consolidó la independencia de lo que hoy es el Ecuador.

Con poco fervor cívico se recordó una gesta de relevancia nacional, en cuanto significa la emancipación política de nuestro país del dominio español, ejercido por varias centurias. El 24 de mayo de 1822, luego de varias confrontaciones bélicas registradas en la región interandina, entre tropas del ejército libertador y las realistas, la independencia del Ecuador se rubricó hace 187 años.

En este contexto emancipador hay que reconocer antecedentes que condujeron al desenlace del 24 de mayo de 1822, en las estribaciones del Pichincha. Entre ellos constan el 10 de agosto de 1809 y el 2 de agosto de 1810, fecha en la que fueron asesinados varios patriotas presos en Quito, y el 9 de octubre de 1820, cuando se proclamó la independencia de Guayaquil.

Si bien este hecho libertario hasta ahora no ha respondido a las expectativas de tantas generaciones de ecuatorianos, en lo social y económico, cultural y educativo, áreas que conforman el desarrollo del país, debido a la mediocre conducción política y administrativa del Estado, con algunas salvedades, no implica limitaciones para que esta fecha libertaria sea recordada con civismo y esperanza por mejores días.

Cuando se conmemora un aniversario más de nuestra emancipación es imperioso recordar a Simón Bolívar, cuyo nombre, acción y trascendencia, en estos tiempos, han generado  reprochable antipatía en círculos políticos de Guayaquil, identificados con el maltrecho socialcristianismo. “¡Hay que eliminar el nombre de  Bolívar de plazas, calles, parques y malecones, para reemplazarlo con el de un ecuatoriano de cepa!” parece ser la consigna.

No se expresara el alcance de la Batalla del Pichincha sin citar a héroes como Antonio José de Sucre, Abdón Calderón y miles de patriotas.

Ojalá las huestes socialcristianas no vengan a Cuenca para darnos echando al piso el nombre de la Casa de Bolívar.

 





COMPARTIR
 
Compártelo en Facebook Añádelo a Twitter Añádelo a Del.icio.us Añádelo en tu Google Añádelo en tu Yahoo

HERRAMIENTAS
 





Agenda por las Fiestas de Cuenca
Agenda por las Fiestas de Cuenca
CANDIDATAS 2014
CANDIDATAS 2014
Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Mapa de crímenes en Cuenca 2014
Redes eltiempo.com.ec
   
 

    Síguenos en twitter

 
 

     Míranos en Facebook

 
 

    Nuestro canal en YouTube

 
 

    Escúchanos en SounCloud

 
 

     Míranos en Storify

 
 

     La noticia en Googlemaps

 
 

    Tu blog en nuestra web

   

 

Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec