Cuenca

La fanesca y su significado en la Semana Santa

En esta fecha es común que las personas busquen los productos para preparar la fanesca. Diego Cáceres

Para muchos católicos la preparación de la fanesca cada Viernes Santo ha pasado de ser un acto de compartir, de fe y religiosidad, a una costumbre que con el paso de los años ha cambiado y su verdadera esencia se ha opacado, no como una ocasión para el reencuentro con Cristo muerto y resucitado.

Fecha de Publicación: 2011-04-23 00:00

La preparación de este tradicional plato se ha visto como un acto de comer con Cristo y sus discípulos, pues para los católicos los 12 granos que se usan como ingredientes simbolizan a los 12 apóstoles y las 12 tribus de Israel, y el pescado representa a Jesús, por ser el principal ingrediente.

 Representación
Para el sacerdote Rigoberto Jara, párroco de San Francisco, la Semana Santa tiene tres partes importantes, lo que se llama el Triduo Pascual: el jueves con la Ultima Cena de Jesús y el Lavatorio de los pies, el viernes con la pasión y muerte de Cristo, cuando aparece la fanesca que se prepara en este día, mientras que el sábado se celebra la resurrección de Cristo.


Según Jara, los católicos tienen diferentes interpretaciones de lo que significa la preparación de este plato; sin embargo, considera que el verdadero sentido es el compartir y dar gracias a Dios por todos los productos que la tierra nos da, pero la preparación de estos ingredientes, todos juntos y en una misma ollas es señal de que todos comen de la misma olla y de compartir entre los miembros de una familia.


Se considera como el principal ingrediente el pescado que simboliza a Cristo por ser una comida favorita y que se menciona en casi todos los pasajes bíblicos, que enriquecido con la cultura y tradición de las diferentes regiones toma un aspecto diferente.


Jara indicó que más allá de preparar y comer este plato, se debe compartir la vida comunitaria, pues en muchos pueblos aún se acostumbra a que cada familia done los ingredientes de acuerdo a lo que sus tierras hayan producido.


Según el sacerdote, en la actualidad cada familia come en su casa y es necesario rescatar el verdadero espíritu de esta comida, que es compartir este plato con la gente que no tiene los medios económicos para adquirir los ingredientes, sin embargo agrega que aún hay pocas personas que mediante donaciones de productos preparan la fanesca para luego dar a los más necesitados. Esto es lo que se debe rescatar para vivir una Semana Santa en donde se busca la transformación espiritual. (CCD)

 

Cuenca.

 

 

 






Revista LA PLUMA Nº 454
Redes eltiempo.com.ec
   
 

    Síguenos en twitter

 
 

     Míranos en Facebook

 
 

    Nuestro canal en YouTube

 
 

    Escúchanos en SounCloud

 
 

     Míranos en Storify

 
 

     La noticia en Googlemaps

 
 

    Tu blog en nuestra web

   

 

Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec