Cuenca

Se dio a conocer la comida favorita de los presidentes

El presidente Barack Obama siente debilidad por la comida rápida.

A quienes piensan que los jefes de Estado tienen gustos gastronómicos complejos e imposibles de descifrar, les decimos que los mandatarios son más fáciles de complacer a la hora de la comida que un voraz muchachito de 15 años.

Fecha de Publicación: 2010-05-10 00:00

La mayoría de los gobernantes de América latina y el mundo eligen un buen pollo asado o abundantes fideos a la crema antes que cualquier plato complejo y minimalista. Aquí les contamos cuáles son los manjares preferidos de algunos presidentes.

El presidente de Bolivia Evo Morales, que hace unos días acusó al pollo y a la Coca Cola de generar homosexualidad y calvicie, tiene pasión por una buena lagua de maíz jankakipa, una sopa autóctona que lleva harina de maíz amarillo, carne vacuna o de gallina, ají colorado, papas, arvejas, zanahorias, orégano, perejil y especias.


El mandamás venezolano Hugo Chávez es fanático de la carne del roedor más grande que existe sobre la Tierra, el Capibara. Cada vez que Chávez viaja a otro país, la comitiva de recepción sabe que el mejor agasajo posible es prepararle esta carne de roedor guisada, muy consumida en el país bolivariano.


La argentina  Cristina Fernández tiene una pasión especial por las mollejas a la parrilla, aunque trata de medirse para cuidar la silueta. Hace unos meses, Cristina Fernández de Kirchner también alabó la carne de cerdo y afirmó que su ingesta mejora la actividad sexual.


Nadie ha podido descubrir cuál es el platillo preferido del presidente de Brasil Inacio Lula Da Silva. Sin embargo, cuando se le preguntó cual era su comida favorita, Lula respondió que toda la comida en general.


Cada vez que su agenda le deja un hueco, el líder del país más poderoso del mundo Barack Obama cruza la calle y se va a comer una hamburguesa con alguno de sus colaboradores. Entre los platos preferidos del presidente de Estados Unidos figuran también los huevos revueltos, papas y cebolla doradas en la sartén y tocino.


Nuestro presidente Rafael Correa tiene un gusto bastante variado a la hora de sentarse a la mesa. Adora el arroz con menestra y chuletas, aunque también se suele emocionar si lo sorprenden con un seco de pollo y cebiches con mariscos bien curtidos en limón.

 

 

Redacción Intereses.

 

 

 

 






Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec