Cuenca

Unicef lanza campaña para registrar niños indocumentados de la selva peruana

El Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (Unicef) lanzó hoy una campaña de recolección de fondos para registrar a los niños indocumentados de la selva peruana mediante la entrega de partidas de nacimiento.

Fecha de Publicación: 2010-05-06 16:34

El representante de Unicef en Perú, Paul Martin, explicó en rueda de prensa en Lima que la iniciativa "Colabora con un sol" (moneda equivalente a 0,35 dólares) pretende garantizar el derecho de los niños peruanos a tener una identidad oficial registrada.

Sin la partida de nacimiento, recordó el funcionario, no se pueden cumplir otros derechos de la infancia como el acceso a la educación o a la atención sanitaria.

La campaña de recaudación, que ya el año pasado fue organizada y logró atender la salud neonatal de 3.500 niños con 52.000 dólares, empieza hoy y termina el próximo 30 de junio.

En esta ocasión, la campaña servirá para abrir oficinas de registro civil indígena, así como para equiparlas con muebles, materiales y libros de registro, y para que el estatal Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) capacite a miembros de cada comunidad indígena.

La presentación de la campaña peruana contó con la colaboración de los embajadores peruanos de Unicef: el chef Gastón Acurio y la cantante folclórica Dina Páucar.

La artista confesó que fue registrada a los nueve años por el desconocimiento de sus padres, que no podían llegar a las municipalidades, mientras que Acurio relató que en un viaje por el Amazonas fue asaltado por jóvenes armados, lo que le hizo preguntarse por las carencias de la población local.

"Saber quién es uno es lo básico para saber dónde quiere llegar", señaló Acurio.

De acuerdo a datos facilitados por la agencia de las Naciones Unidas, que también colabora en la documentación de menores de Ecuador, Colombia y Brasil, el 26% de los niños menores de cinco años de la región selvática de Loreto no está registrado, frente al 7% de media nacional.

En Perú, unos 300.000 niños y adolescentes están indocumentados, cifra que representa el 2,9% de la población total de 0 a 17 años del país y que asciende al 10,1% en la selva, según un estudio del Banco Mundial (BM) y el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) difundido el año pasado.

Para Paul Martin, esta situación puede deberse a la ignorancia de los padres, pero en muchos casos las distancias geográficas que tienen que recorrer las comunidades hasta los centros de registro son enormes, de hasta 15 días de viaje.

"El Estado no llega" a estos lugares remotos de la Amazonía peruana, dijo Martin, por lo que el personal encargado del registro ha pasado a movilizarse allí donde existen necesidades en lugar de que los pobladores tengan que acudir a los centros.

La especialista en Protección de los Derechos de la Niñez de Unicef Rosana Vega afirmó a Efe que mientras en la selva las largas distancias y el desconocimiento de las familias dificultan la tarea de dar nombre a los niños, en la sierra peruana los habitantes disponen de los servicios pero no conocen la importancia de la partida de nacimiento.

Las familias tienen que pagar una multa si no registran a los hijos en sus primeros 30 días de vida, aseguró Vega, quien agregó que las autoridades también deben fomentar aspectos de la cultura local como, por ejemplo, el reconocimiento de los nombres en lenguas indígenas.

 

 

Lima, EFE

 

 

 

 






Populares
Encuesta
Suscripciones / eltiempo.com.ec