Cuenca

Obama defiende derecho de Cuba

El presidente de EE.UU., Barack Obama, durante un acto ante el monumento del prócer cubano José Martí. Atrás, la imagen del Che Guevara. EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió ayer el derecho del pueblo cubano a decidir su destino tras una histórica reunión en La Habana con su homólogo Raúl Castro, quien reafirmó la disposición de la isla a seguir avanzando en la normalización bilateral.

Fecha de Publicación: 2016-03-22 00:00


“El destino de Cuba no debe ser decidido por EE.UU. o ningún otro país (...) El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y nadie más”, aseveró Obama quien, no obstante, advirtió que su país seguirá abogando por la democracia en Cuba y reclamando respeto para los Derechos Humanos universales, como la libertad de expresión, de asamblea y de culto religioso.

 Jornada
El Presidente de EE.UU. protagonizó ayer una jornada que pasará a la historia, que comenzó en la emblemática Plaza de la Revolución, escenario habitual durante décadas de arengas antiimperialistas de Fidel Castro, pero donde ayer ondeó la bandera de las barras y las estrellas y se escuchó el himno nacional del antiguo enemigo.


Fue en el acto de homenaje al prócer independentista cubano, José Martí, al que Obama brindó una corona de rosas blancas, rojas y azules y tras el cual el Mandatario se saltó el protocolo para hacerse una foto con sus colaboradores con la famosa efigie del revolucionario Ernesto "Che" Guevara a sus espaldas.


"Es para mí un gran honor rendir tributo a José Martí, que dio su vida por la independencia de su patria. Su pasión por la libertad y la autodeterminación sigue viva en el pueblo cubano", dijo. Obama se dirigió caminando al aledaño Palacio de la Revolución, sede del Gobierno socialista de la isla, donde fue recibido por Raúl Castro con un apretón de manos y una solemne ceremonia militar en la que el himno de Estados Unidos volvió a sonar por segunda vez.


Más de dos horas duró el posterior encuentro bilateral que mantuvieron los presidentes. Este fue el primer encuentro en Cuba en la sede gubernamental de uno de los países protagonistas de un histórico deshielo con el que han enterrado más de medio siglo de un enfrentamiento nacido en la Guerra Fría.


En una conferencia de prensa conjunta, ambos presidentes coincidieron en destacar los avances logrados en los 15 meses que han pasado desde el anuncio de la reconciliación pero recordando los importantes obstáculos que aún les separan.


Uno de ellos es el embargo, cuyo fin volvió a reclamar Castro si bien reconoció la disposición de Obama al reclamar al Congreso el fin de esa política, que según garantizó el Presidente estadounidense “va a terminar”, aunque no aventuró cuando.


Obama sostuvo que el hecho de que cerca de 40 legisladores, entre ellos varios republicanos, le acompañen en este viaje es una muestra de que existe cada vez más presión dentro del Congreso para poner fin al embargo, vigente desde 1962. Según Obama, esa política vigente desde hace más de 50 años “no ha servido a los intereses” de Estados Unidos ni a los del pueblo cubano.

 Derechos Humanos
Los Derechos Humanos fue otro de los temas que Obama trató con Castro de forma “muy franca y sincera” y ambos admitieron las “serias diferencias” que les separan en esta materia.


El Presidente de Cuba rechazó que existan presos políticos en Cuba al desafiar a un periodista que le preguntó por este asunto: “Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos”, dijo Raúl Castro.


Además de evaluar los logros alcanzados en la relación bilateral, los presidentes anunciaron nuevos acuerdos para fortalecer la cooperación en sectores como educación, salud, agricultura y energía. En materia de salud, acordaron “profundizar” su cooperación científica en la prevención de enfermedades como el zika y el cáncer. Otro de los acuerdos se refiere a la lucha contra el tráfico de personas.

 Economía

En otro tema, Obama dijo que la economía cubana “está empezando a cambiar”, al participar en La Habana en un foro con empresarios y “cuentapropistas”, los emprendedores del incipiente sector privado de la isla.


“La conclusión es que creemos en el pueblo cubano”, subrayó el Presidente durante su discurso ante el foro, en el que participaron también empresarios estadounidenses y representantes de compañías estatales cubanas.


Según Obama, como ocurre ahora en Cuba, algunas de las grandes compañías privadas de EE.UU. “nacieron pequeñas, incluso en un garaje”. A juicio del Mandatario, cumplir las “aspiraciones” del pueblo cubano dependerá de consolidar al sector privado. (I) 

 

Exilio cubano acusa a  Obama de "traidor"

Miami, EFE. La Vigilia Mambisa, uno de los grupos más radicales del exilio cubano, pasó ayer una aplanadora por encima de varios emblemas del Partido Demócrata de EE.UU., en señal de protesta por la visita del presidente Barack Obama a Cuba. La protesta tuvo lugar ante curiosos y periodistas locales frente al restaurante Versailles de Miami, un lugar de encuentro y de manifestaciones de los exiliados cubanos en esta ciudad.
En la parte delantera de la aplanadora, que es usada frecuentemente por la Vigilia Mambisa en sus protestas, de las que han sido blanco en otras ocasiones los cantantes Pitbull y Gloria Estefan, entre otros muchos, se veía una pancarta con insultos a Obama: "miserable, traidor, castrista".
Miguel Saavedra, coordinador de Vigilia Mambisa, cuestionó no solo la visita de Obama a la isla, la primera de un presidente de EE.UU. en 80 años, sino el hecho de que las autoridades de la isla detuvieran a medio centenar de opositores el domingo. Para Saavedra, esas detenciones representan "más golpes y más violaciones" a los opositores de la isla. (I)

La Habana, EFE.