Cuenca

Gobierno evaluará a todos los maestros de instituciones públicas

Harvey Sánchez, director del Ineval, de Ecuador, afirmó que la evaluación calificará todas las dimensiones de los maestros, tanto en conocimientos como en comportamientos. Foto: Ministerio de Educación

El próximo 19 de abril tendra lugar la primera fase de la Evaluación Docente, examen que se aplicará a todos los maestros del magisterio fiscal del Ecuador y que tiene como objetivo alcanzar una educación de excelencia en este país sudamericano.

Fecha de Publicación: 2016-03-15 13:00

En una entrevista con la agencia Andes, Harvey Sánchez, director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), encargado de la evaluación a los docentes,  explicó que este proceso se realizará en tres fases y medirá las capacidades técnicas y emocionales de los docentes.

 

El sistema se basa en cuatro dimensiones: la primera es de los saberes (que medirá la especialidad de cada docente), la segunda dimensión corresponde a los procesos pedagógicos y las habilidades didácticas que tenga el profesor, el liderazgo (capacidad para mediar y resolver problemas en clase) es la tercera dimensión y la última son las habilidades emocionales y sociales de cada maestro (que se entiende como el entusiasmo o las ganas que pone en su trabajo).

 

La evaluación se ejecutará en tres fases, en la primera (que tendrá lugar el 19  de abril) se medirán los saberes de los educadores con una prueba digital en la que resolverán preguntas; la segunda fase, que integra las demás dimensiones, consiste en una evaluación de pares entre docentes (agosto y septiembre); mientras que la última etapa será una autoevaluación por parte de los docentes y también serán evaluados por los padres de familia.

 

Según Sánchez, existen cuatro escalas que miden las calificaciones y la nota mínima aprobatoria será de 600 puntos.

 

En la primera escala están los maestros que obtengan entre 950 y 1000 merecerán la categoría de Excelente; entre 900 y 850 será la Satisfactoria, y quienes alcancen entre 600 y 800 alcanzarán la Elemental y tendrán que trabajar para mejorar sus conocimientos. En tanto, los que consigan menos de 600 se ubicarán en la categoría de Insuficiente.

 

Como esta es la primera evaluación que se realizará a los docentes en esta ocasión no habrá ningún tipo de sanción para quienes no aprueben la evaluación, sino que busca que mejoren para la siguiente oportunidad, prevista el próximo año.

 

“El Ministerio de Educación deberá ayudarlos a mejorar sus calificaciones a través de la capacitación. Todo va a estar muy detallado, abierto y transparente y lo importante es que el Ministerio trabajara con ellos, después de ese trabajo nosotros los volveremos a evaluar en 2017”, señaló Sánchez.

 

Para el experto, la parte conceptual del sistema es la más importante de todo el proceso ya que es una forma de empezar a cambiar los paradigmas que existen alrededor de la calidad educativa.

 

“Estos componentes están empezándose a discutir en todo el mundo. ¿Cómo evaluar competencias sociales, emocionales, liderazgo y cómo incorporar eso a políticas públicas y convencer a los ministros de basar esas políticas en la evidencia encontrada?”, dijo.

 

De hecho la innovación del sistema evaluativo ha llamado la atención de otros países del área que han presentado su interés para replicarlo y han pedido asistencia del Ecuador para hacerlo.

 

Sánchez explicó que las representantes de los institutos pares al Ineval de República Dominicana y Panamá vinieron recientemente al país para ver cómo funcionaba. Anteriormente lo hicieron representantes de México, Perú, y los miembros de Ineval también  han viajado a Brasil, a Venezuela y a Bolivia. Mientras que Paraguay y El Salvador solicitaron ayuda para crear sus propios institutos de evaluación.

 

 

Índice de Desempeño y Desarrollo Institucional


El Ineval ejecuta un proceso de evaluación integral que se inició con la evaluación a todos los estudiantes del país, que continuará el próximo mes con la evaluación docente y finalizará con las instituciones educativas el país, hacia la segunda mitad del año próximo.

 

Est proceso, al que se ha denominado “índice de Desempeño y Desarrollo Institucional”,  se realizará a las instituciones del país (privadas, fiscales, municipales) y permitirá determinar la calidad de todos los colegios para luego categorizarlos.

 

Las categorías -que irán de la A hasta la E- garantizarán una educación de calidad y así mismo hacer las adecuaciones necesarias ya sea en infraestructura, investigación o el desarrollo de conocimientos.

 

En el caso de las instituciones privadas los rectores serán los que se hagan cargo de resolver los problemas que existan en las instituciones, en el caso de las fiscales el Estado se hará cargo de las adecuaciones necesarias.

 

“Este proceso empieza formalmente en septiembre con la Sierra y acabaremos en junio del siguiente año. Este proceso dura un año porque hay que analizar de los chicos que ingresan, como terminan”, señaló Sánchez.

 

Para medir la eficiencia de las instituciones se analizará  las cifras de abandono escolar, la reprobación de los alumnos, y el cumplimiento de estándares, entre otras cosas.

 

“Lo más importante es que nuestros estudiantes aprendan más, que se cierren las brechas, que cuando yo vaya al Napo y a Orellana encuentre los mismos niveles de aprendizaje que cuando voy al norte de Quito. Que haya menor diferencia de lo que puede aprender alguien por su condición social y económica”, recalcó  el funcionario.

 

En este sentido aclaró que al entender las brechas que existen en el país  y contextualizar esa información y darle un sentido, se puede conocer las fallas que existen en el sistema educativo y por ende se alcanzará una educación de excelencia.ANDES