Cuenca

Dos tipos de violencia afectan a adolescentes en Cuenca

Ana Lucía Lazo lleva los casos de violencia en la Corporación Mujer a Mujer. Franklin MInchala | El Tiempo

La violencia física y psicológica son las más frecuentes entre las adolescentes, especialmente en las relaciones de pareja. De cuatro a 10 denuncias mensuales se reciben en las distintas entidades especializadas en esta problemática.

Fecha de Publicación: 2016-03-14 00:00

Desde octubre del año pasado hasta febrero del 2016 se han receptado 26 denuncias de adolescentes víctimas de intimidaciones entre los 12 a 15 años de edad, según datos de la Unidad Judicial Especializada contra la Violencia a la Mujer y la Familia.


En la Corporación Mujer a Mujer las adolescentes presentan en mayor cantidad sus denuncias por agresiones sufridas por parte de su pareja. “Las denuncias se presentan desde los 16 años. Al mes tendremos de seis a 10 adolescentes que han sido agredidas por su pareja tanto psicológica como físicamente”, dijo Ana Lucía Lazo, abogada de la corporación.


“Es lento el proceso en el caso de violencia psicológica y las víctimas quedan en la indefensión y cuando empieza el proceso ya no quieren continuar. Al ser tipificado como delito es más lento, por lo que queremos que sea tipificado como contravención, ya que en ese caso el trámite es rápido, pues en la audiencia se evacúan pruebas y se dicta sentencia en menos de 15 días”, agregó Lazo.


Sofía Cárdenas, doctora de la Sala de Acogida de la Unidad Judicial, expresó que en dicha entidad se reciben las denuncias de víctimas de violencia del núcleo familiar cuando el agresor es mayor de edad. En caso de que el infractor sea un adolescente, las denuncias van al Juzgado de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia.


La violencia se tipifica en el COIP como física, psicológica y sexual. Sus sanciones varían según el caso y sus agravantes; pueden ser de días y también de años de penas privativas de la libertad.


La competencia de la Unidad Judicial es la violencia física cuando es una contravención. Esta se da cuando la agresión a la víctima no es grave, es decir, que el daño ocasionado no dura más de tres días. En el artículo 159 del COIP se determina la sanción de pena privativa de libertad de siete a 30 días si las lesiones causadas le provocan incapacidad de hasta tres días.


“Cuando la víctima es una menor de edad se presenta una agravante y aumenta la pena hasta 40 días, que es el máximo establecido”, agregó Cárdenas.


La primera diligencia que se hace al presentar la denuncia es el reconocimiento de la firma y rúbrica, pero cuando es menor de edad se omite este paso y se practica la pericia médica.

 Micromachismos
Jennifer Loaiza, sicóloga perito de la Unidad judicial, manifestó que existen los micromachismos que son imperceptibles pero que perpetúan la desigualdad contra las mujeres.


“Los celos vendrán acompañados del control, la posesión, del ‘¿con quién estás hablando?’, piden claves de redes sociales y correos y ellas se envuelven en eso. Esto es violencia porque viola la intimidad de la otra persona. La relación de pareja se basa en la confianza”, dijo.

 Casa de acogida
Ximena Otavalo, trabajadora social de la Corporación Mujer a Mujer, expresó que cuando las víctimas de violencia son menores de edad, luego de agotar todas las redes familiares se las envía a las casas de acogida para protegerlas de su agresor.


La Casa de Acogida Violeta, que será un espacio para el acogimiento de mujeres adolescentes, comenzará sus actividades en abril.

(MMM) (I) 

Cuenca.