Cuenca

Licor de contrabando, un problema

Oscar Vélez indica las botellas de licor que expende en su local. Diego Cáceres | EL TIEMPO

"Es imposible competir con el licor que ingresa al país de contrabando, su precio es tres veces menos al que nosotros adquirimos de forma legal, lo que representa pérdidas para quienes cumplimos con el pago de todos los impuestos que estipula la ley", este el criterio de Juan Sebastián Arévalo, propietario de una licorera en el norte de la ciudad.

Fecha de Publicación: 2016-03-12 00:00



Según Arévalo, en las redes sociales se ofrecen botellas de licor, whisky principalmente,  por valores que bordean los 25 dólares.  "Este licor lo traen concretamente de Perú, donde se pueden conseguir botellas de 750 mililitros por 15 o 17 dólares y más bajo aún si se compra por mayor", agregó.


Para Diego Morales, administrador de un bar en el Centro Histórico, comenta que algunos de los clientes se abstienen de comprar una botella de licor porque consideran que su precio es muy alto.


Muchos prefieren continuar con su celebración en alguna casa, incluso tienen los contactos de personas que entregan a domicilio las botellas a precio muy barato.  Todos tienen un conocido que les puede ayudar”, señaló Morales.

 Controles
Para Christian Ayora, director distrital de Cuenca de Aduanas, la entidad desarrolla frecuentes controles y operativos para eliminar este tipo de delito, con resultados positivos hasta el momento.
“Nuestros operativos se enfocan en la frontera, carretera e in

cluso en los bares, discotecas y licoreras.  En lo que va del año se ha decomisado en Cuenca un total de 11.000 dólares en licores”, señaló Ayora.
Los principales licores que las personas intentan introducir de forma ilícita al país son whisky, vodka, tequila y ron.  Ante esto Ayora recordó que las personas que ingresan por la frontera sur pueden ingresar un máximo de tres litros de licor, pero estos deben pagar un tributo, el cual depende del tipo de bebida que sea.


Muchas personas creen erradamente que pueden introducir una o dos botellas sin pagar impuestos, este es un error común, razón por la cual el licor es retenido y posteriormente destruido, ya que se desconoce el origen del mismo”, agregó el funcionario.


En los dos primeros meses del presente año, según datos del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador, SENAE,  en la frontera sur se ha aprendido 188.000 dólares lo que representa un crecimiento de aproximadamente un 60 por ciento con relación al mismo periodo de tiempo del 2015, cuando se decomisó un total de 112.000 dólares.


En lo referente a la incautación de licores a nivel nacional, el monto asciende a 244.000, lo que demuestra según Ayora, que los controles se han centrado en este sector del país.


Ayora comentó que, para evitar estos inconvenientes, los ciudadanos pueden ingresar a las páginas digitales de la SENAE y consultar sobre los artículos, especialmente el licor, que pueden ingresar al país y conocer las condiciones, para de esta manera evitar inconvenientes.  (MNB) (I)

 

Denuncias
en línea y recompensa

Con el objetivo de brindar a los consumidores las garantías de que están pagando por una bebida que cumple con todos los requisitos, Ayora comentó que Aduanas cuenta con una aplicación gratuita Verifícame, la cual lee a través del código QR  la etiqueta fiscal que obligatoriamente debe poseer una botella de licor importada.
Esta aplicación a más de garantizar que la bebida es original, abastese de información a la Aduana para futuros controles y operativos.  
Con esta aplicación las personas adicionalmente pueden denunciar cualquier irregularidad e incluso, si los datos que entregan ayudan a detener a los involucrados en el comercio del licor sin registro pueden beneficiarse con un incentivo de 500 dólares”, comentó Ayora. 

Cuenca.