Cuenca

Dudas por paro parcial y menos horas de trabajo

Frenar el número de desempleados es lo que busca el Gobierno a través del paquete de reformas laborales presentado esta semana a la Asamblea Nacional. Franklin Minchala I EL TIEMPO

La incertidumbre sobre la efectividad de las reformas laborales presentadas a la Asamblea Nacional marca en Cuenca la espera de la aprobación del proyecto impulsado por el Ministerio de Trabajo, que propone entre otros puntos la reducción de la jornada laboral y da apertura a una paralización parcial de actividades productivas en casos críticos.

Fecha de Publicación: 2016-02-25 00:00



La reducción de horas implicará que tanto las empresas como el trabajador reciban un ingreso menor, algo que según el presidente del Colegio de Abogados del Azuay, Rubén Calle, quien además maneja temas laborales, puede traer varios efectos colaterales.
Según Calle, al verse reducido el ingreso real de los trabajadores se reducirá también el décimo tercer sueldo, calculado bajo la base de lo que el trabajador gana por año. Además el poder de endeudamiento del trabajador se verá afectado y por lo tanto limitará su acceso a créditos.
La Asamblea tiene 30 días para aprobar el proyecto. Calle afirma que las reformas tienen que pasar luego por la Corte Constitucional, para que este organismo indique si atentan o no a los derechos establecidos para los trabajadores en la Carta Magna.

 Acuerdo
El ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, sostuvo que la reducción de horas de trabajo se cumplirá únicamente si existe un acuerdo para tal efecto entre el empleador y el empleado. El presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias, Productividad y Empleo, Andrés Robalino, sostiene que el marco en el que se llegará a dicho acuerdo, “no está claro”.
Lo que sí está claro, según Robalino, es que en caso de aprobarse la reforma, las industrias cuencanas, que puedan aplicar el paro parcial y la reducción de horas, “lo harán masivamente”.
Reconoce que se reducirán ganancias tanto de empresas como de empleados, “pero estamos en una situación de perder el empleo o mantener ese empleo pero con una menor ganancia”, sostiene el directivo, que añade que las reformas se vislumbran como único freno al desempleo.

 Industrias
El presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias, Empleo y Productividad, Andrés Robalino, indica que la iniciativa de las reformas partió del sector productivo. “Las reformas nos van a servir bastante”, comenta el directivo, quien espera que estas se apliquen en un corto plazo.
De acuerdo a la entidad las empresas cuencanas han reducido sus ventas en un 10 a 12 por ciento, y de no darse las reformas muchas de ellas se verán obligadas a reducir sus plantillas y en el peor de los casos cerrar sus plantas.


Pero el sector industrial también tiene dudas sobre el proyecto. de reformas Teme que la declaración de un paro parcial provoque conflictos con proveedores y la banca por la evidencia del estado crítico de las empresas que se acojan a esta opción.


Al ser una medida coyuntural, al sector industrial le preocupa también el futuro. Robalino indica que si bien se necesitan medidas que surtan efecto en corto tiempo, también es necesario mantener políticas de fomento a largo plazo.


 Al ser consultado sobre si las actuales medidas permitirán que las industrias afectadas por el panorama económico salgan de la crisis, comenta: “Es la misma pregunta que nos hacemos nosotros”. (JPM) (I)
 

 

Cuenca.