Cuenca

Faltan unos 450 docentes en los planteles fiscales

Los padres de familia de la escuela Doce de Abril reclamaron por la falta de profesores frente a la sede de la Coordinación Zonal de Educación. Franklin Minchala | EL TIEMPO

Entre noviembre y enero aproximadamente 450 docentes renunciaron para acogerse a la jubilación voluntaria en la zona 6, que incluye a Azuay, Cañar y Morona Santiago, y dejaron un vacío en las aulas que si bien representa el 3,2 por ciento del profesorado causa malestar y reclamos de los padres de familia.

Fecha de Publicación: 2016-02-19 00:00



Ese malestar fue hecho público ayer por los padres de familia de la escuela Doce de Abril, quienes efectuaron un plantón en los exteriores de la sede de la Coordinación de Educación.


A la unidad educativa le hacen falta dos profesores, uno de cuarto año y otro de séptimo año de educación básica. El temor de que sus hijos se queden sin bases para el próximo ciclo lectivo les ha llevado a contratar y pagar un reemplazo por cuenta propia.


El reclamo de los padres de familia de la escuela Doce de Abril no es el único. Hace tres semanas los representantes de la escuela Nicolás Sojos de la parroquia El Valle efectuaron un plantón frente a la Gobernación del Azuay por la falta de maestros para octavo y noveno año.

 Problemática
José Román, coordinador de Educación encargado, indicó que el problema obedece a dos causas. La primera es las renuncias para la jubilación de los docentes. “Están renunciando cuando creen conveniente y no consideran el momento que estamos viviendo”, dijo el funcionario.
La segunda causa es la falta de asignaciones presupuestarias para los nuevos docentes. Según la Coordinación Zonal para emitir un nombramiento a los ganadores de concursos de ingreso al magisterio se requiere financiamiento desde el Ministerio de Finanzas, “cuya gestión se ha realizado y se está a la espera de la transferencia”.


Román ratificó lo señalado por el Ministerio de Educación y aseguró que la asignación de presupuesto “es cuestión de horas”, por lo que considera innecesario que los padres de familia paguen a profesores de reemplazo como sucede en la escuela Doce de Abril. “La educación es gratuita, esto no tiene por qué estarse dando”, dijo el coordinador encargado.


 Soluciones
La solución definitiva a esta problemática es el nombramiento de nuevos docentes. Según la Coordinación Zonal las vacantes están siendo reemplazadas en algunos casos por ganadores del concurso Quiero Ser Maestro y en otros por docentes elegibles.
Mientras los cupos se llenan, Román pide que los directores, rectores y vicerrectores, “sacrifiquen sus labores administrativas y regresen al aula”.
La solución no convence a los padres de familia, quienes indican que las labores de los docentes con cargos administrativos reducen el tiempo dedicado a las clases de los alumnos.


La dirigente Martha Mora exige el derecho de los niños y adolescentes a un docente titular y pide una solución definitiva y rápida a la falta de profesores. (JPM) (I) 

 

Cuenca.